© IPAS BOLIVIA

Wednesday, December 4, 2019 | News

En Bolivia, voluntarias capacitadas por Ipas comparten información sobre el autocuidado del aborto, que salva vidas

En Bolivia, el aborto está restringido por la ley, por lo cual muchas mujeres y niñas buscan interrumpir embarazos no deseados por sí mismas utilizando medicamentos para el aborto con medicamentos que obtienen de farmacias o de otros lugares. Reconociendo los posibles daños que estas mujeres y niñas podrían enfrentar si no tienen información correcta y exacta sobre cómo utilizar los medicamentos de manera segura, Ipas Bolivia ha adoptado un enfoque de reducción de daños. El equipo está capacitando a “agentes comunitarias” voluntarias, quienes les proporcionan a las mujeres la información que necesitan.

“Sabemos que las comunidades carecen de buena información”, dice Malena Morales, Directora de Ipas Bolivia, señalando que el internet contiene información correcta e incorrecta sobre el autocuidado relacionado con el aborto, y que puede ser difícil para las mujeres saber la diferencia. “La información que proporcionan las agentes comunitarias es vital”, dice ella.

Ipas Bolivia lleva años capacitando a grupos comunitarios sobre la salud y los derechos sexuales y reproductivos, ayudando a construir un movimiento de base a favor del aborto seguro y legal —y un gran número de promotores dedicados a abogar por el derecho al aborto. Ahora Ipas está aprovechando la motivación de esas personas y capacitándolas sobre cómo las mujeres pueden utilizar los medicamentos de manera segura por sí mismas para interrumpir embarazos no deseados.

En Bolivia, el aborto es permitido solo en casos de violación, incesto y riesgo inmediato a la salud o la vida de la mujer. Por consiguiente, el aborto inseguro es la tercera causa principal de muerte materna; según las estimaciones, cada día 185 mujeres tienen abortos clandestinos y a menudo inseguros.

“Hemos recibido capacitación todos estos años y ahora podemos brindar una mano amiga a las mujeres y ayudar a cada una de ellas a evitar este tipo de muerte [a causa del aborto inseguro],” dice una de las agentes comunitarias.

Motivadas para salvar vidas

Equipadas con nuevos conocimientos y materiales educativos, las agentes comunitarias están conectándose con las mujeres durante sesiones educativas y charlas informales sobre la salud sexual y reproductiva.

“Las agentes comunitarias que hemos capacitado han estado muy motivadas para compartir esta información esencial porque saben que va a salvar la vida de las mujeres”, dice Adela Yapu, Gerente de Programas de Ipas Bolivia.

Las investigaciones y las evidencias muestran que las mujeres pueden autoadministrar las pastillas para inducir el aborto de manera segura, pero necesitan información correcta y exacta sobre el régimen de dosis y sobre cómo manejar las complicaciones. Ipas decidió iniciar este trabajo después de realizar un estudio en Bolivia que encontró que las mujeres a menudo recurren a grupos de apoyo o a grupos feministas para obtener información sobre el autocuidado relacionado con el aborto.

“Si las mujeres quieren adquirir conocimientos por medio de integrantes de la comunidad que conocen y en quienes confían, entonces nosotros en Ipas queremos capacitar a esas personas para asegurarnos de que tengan los conocimientos necesarios y puedan proporcionar información que reduzca los daños que enfrentan las mujeres”, dice Morales.