India

Samita, una madre de dos hijos que tiene 35 años de edad, vive cerca de Calcuta. Desde que nació su primer hijo hace 10 años, ella ha tomado medidas extremas para inducirse abortos en tres ocasiones: siguiendo las instrucciones de su partera, se inserta una rama pequeña en la matriz, lo cual causa sangrado abundante y dolor intenso. Después de su último intento, el dolor de Samita continuó durante más de 10 días. Su familia la llevó al hospital más cercano, donde recibió transfusiones de sangre y altas dosis de antibióticos. El médico de Samita dijo que si hubiera esperado un solo día más para acudir al hospital, hubiera muerto.

En India existe una de las leyes de aborto más liberales de Asia. De conformidad con la Ley de Interrupción Médica del Embarazo, promulgada en 1971, el procedimiento de aborto puede ser efectuado durante las primeras 20 semanas del embarazo por un médico titulado, en un hospital o establecimiento de salud aprobado por el gobierno. No obstante, en este país cuya población de más de mil millones de habitantes continúa creciendo, la existencia de una ley progresista no garantiza acceso a servicios de aborto seguro. El número de abortos inseguros aún es mucho mayor que el de procedimientos legales: se estima que el 60% de los abortos realizados en India son inseguros.

Ipas trabaja en India en colaboración con la Fundación de Desarrollo de Ipas (Ipas Development Foundation, o IDF), operando un programa que abarca 14 estados. Empezando por capacitar a profesionales de la salud y promover tecnologías de aborto seguro a nivel estatal y distrital, Ipas e IDF ahora trabajan para aplicar la ley referente al aborto; abogar por mayor compromiso para ampliar el acceso de las mujeres a servicios seguros; forjar alianzas; y fortalecer el sistema de salud pública en todos los niveles para crear servicios de alta calidad de atención integral del aborto.

El sistema de IDF para capacitación en la atención integral del aborto (AIA) ahora está certificado por ISO y asegura normalización y continuo mejoramiento de la calidad para capacitaciones dirigidas por los sistemas de salud estatales.

Los esfuerzos de IDF también incluyen fortalecer la prestación de servicios integrales de anticoncepción (CCC, por sus siglas en inglés) en el sistema de salud pública. IDF trabaja en colaboración con el Gobierno de India, y dos gobiernos estatales –Jharkhand y Madhya Pradesh– para capacitar a médicos, enfermeras y enfermeras-obstetras para que proporcionen servicios de CCC y ayuden a las usuarias a tomar decisiones informadas sobre la anticoncepción relacionadas con limitar y espaciar los embarazos.