Policías como socios para mejorar el acceso a los servicios de aborto

miércoles, 27 de abril de 2016

Los policías pueden ser importantes aliados en los esfuerzos por mejorar el acceso de las mujeres a los servicios de aborto seguro. Ipas ha trabajado con la policía en Ghana y otros países desde el año 2009, y en el manual recién publicado, A Practical Guide for Partnering with Police to Improve Abortion Access (Guía práctica para establecer alianzas con la policía para mejorar el acceso a los servicios de aborto), comparte lecciones y orientación basadas en esa experiencia.

“Incluso en los países donde el aborto es legal, la posibilidad de que una mujer obtenga servicios de aborto podría depender de la respuesta de la policía”, dice Patty Skuster, asesora senior de Ipas en políticas, quien fue co-autora de la nueva guía. “La policía puede acosar, sobornar o arrestar a las mujeres que buscan los servicios, o pueden arrestar a las y los profesionales de la salud que proporcionan los servicios”.

Investigaciones sobre la penalización del aborto llevadas a cabo por Ipas y organizaciones aliadas encontraron, por ejemplo, casos como los siguientes:

  • En Malaui, los suegros de una mujer que sufrió una pérdida del embarazo la denunciaron a la policía por haber tenido un aborto. Ella fue arrestada y condenada a seis meses de prisión.
  • Una joven ruandesa de 17 años de edad intentó interrumpir su embarazo con pastillas. Cuando sufrió complicaciones, los dirigentes escolares la denunciaron a la policía. Fue condenada a un año de prisión.
  • En Brasil, la policía hizo una redada en una clínica y confiscó los expedientes médicos privados de más de 9600 mujeres pacientes que habían visitado la clínica durante un período de 20 años, una enorme violación del deber del profesional de la salud a asegurar atención confidencial.

Alianzas inspiradas por un caso en Ghana

Las alianzas entre Ipas y la policía empezaron en Ghana, después de un caso en que un policía había ido a arrestar a un prestador de servicios porque creía que el aborto era ilegal. Según recuerda el Dr. Koma S. Jehu-Appiah, director de Ipas Ghana: “Un arresto hubiera asustado a todos los prestadores de servicios; por lo tanto, consideramos esto como una oportunidad para capacitar a la policía, para que entiendan que, en ciertas circunstancias, el aborto es legal”.

Desde entonces, Ipas ha trabajado con policías y reclutas en Bolivia, Nigeria, Uganda y Zambia. Por medio de capacitación de pregrado y en servicio, la policía y cadetes han logrado entender mejor las mujeres que buscan servicios de aborto y el marco jurídico y de derechos humanos para los servicios de aborto. La policía identifica su rol en promover el acceso a los servicios de aborto como una cuestión de salud y derechos humanos. Los oficiales educan a las comunidades acerca del aborto, refieren a las mujeres a prestadores de servicios de aborto o incluso hablan en público sobre la necesidad de reformar las leyes.

En Zambia, Lombe Kamukoshi, Comisionada de la Policía de la Provincia Central, habló recientemente ante los medios de comunicación acerca de los importantes asuntos de aborto que la policía aprendió en capacitaciones de Ipas. Cuando la policía está más informada sobre el estatus legal del aborto, a la larga esto contribuye a que las mujeres busquen servicios de aborto seguro y legal, y no servicios inseguros y clandestinos, dijo ella.

“Como oficiales de la policía, hemos perseguido a [prestadores de servicios de aborto] sin entender su rol”, dijo Kamukoshi. “Esto ha disuadido a la mayoría de los médicos de ayudar a las mujeres por temor de ser arrestados, por lo cual las mujeres se han visto obligadas a buscar servicios en lugares clandestinos donde pierden su vida, y esto puede evitarse”.

Una guía paso a paso para capacitadores y otras personas

Informada por las alianzas en Ghana, Zambia y otros países, Ipas publicó A Practical Guide for Partnering with Police to Improve Abortion Access (Guía práctica para establecer alianzas con la policía para mejorar el acceso a los servicios de aborto), con el fin de mostrar que la policía puede facilitar en vez de obstaculizar el acceso de las mujeres a los servicios de aborto. Proporciona respuestas a “quién, por qué y cómo” para promotores, capacitadores, gerentes de proyectos y otras personas que quieren incluir a la policía en su trabajo.

Los pasos para iniciar el trabajo con la policía están esbozados en la guía, que también ofrece un ejemplo de un programa para un taller de dos días de duración, con actividades detalladas y presentaciones en PowerPoint. Además, se incluye información sobre por qué los policías son importantes aliados; quiénes son los policías, su estructura y roles, así como tendencias en la vigilancia policial; lecciones aprendidas del trabajo de Ipas y consejos de policías; y un conjunto integral de materiales de capacitación.

Descargue la guía

Lea más acerca del trabajo de Ipas con la policía