Comisión de Derechos Humanos reprende a Nicaragua por continuar la penalización absoluta del aborto

La penalización niega a las jóvenes víctimas de violencia sexual acceso a servicios que les salvan la vida

jueves, 12 de noviembre de 2015

Representantes de Ipas Centroamérica y organizaciones aliadas presentan ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Años de actividades de promoción y defensa (advocacy) realizadas por Ipas y organizaciones aliadas en Centroamérica, dieron sus frutos el mes pasado cuando comisionadas de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) emitieron una fuerte reprimenda al Estado de Nicaragua por su continua violación de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.

El 20 de octubre durante una audiencia enfocada en los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y niñas nicaragüenses y su acceso a la justicia, las relatoras especiales de la CIDH sobre los derechos de mujeres, niñas y niños emitieron una severa reprimenda al Estado de Nicaragua por continuar la penalización absoluta del aborto, especialmente cuando existen altas tasas de violencia sexual contra las niñas en el país. Además, amonestaron a Nicaragua por negarse a reconocer los recursos por inconstitucionalidad interpuestos contra la penalización del aborto a partir del año 2007 (la penalización absoluta fue promulgada en el 2006) y por negarse a que integrantes de la CIDH hicieran una visita al país con la finalidad de evaluar de primera mano la situación de derechos humanos de las mujeres en Nicaragua.

Ipas Centroamérica presentó nuevas estadísticas sobre la violencia sexual en el país, que muestran cómo la penalización absoluta del aborto perjudica de manera desproporcionada a las mujeres jóvenes. El 83% de las víctimas de violencia sexual en Nicaragua tienen 16 años de edad o menos y enfrentan un alto riesgo de tener embarazos no deseados y, por consiguiente, la posibilidad de recurrir a abortos inseguros clandestinos.

“Nos complace ver las fuertes declaraciones de la comisión a favor del derecho de las mujeres y niñas —incluidas las víctimas de violencia sexual— de obtener servicios de aborto seguro y legal en Nicaragua”, dice Mayte Ochoa Asesora de Ipas Centroamérica en Políticas. “Junto con organizaciones aliadas, Ipas lleva años planteando ante la comisión las terribles tasas de violencia sexual —y la falta de servicios de aborto seguro y legal— que enfrentan las mujeres en este país”.

Ipas Centroamérica ha estado trabajando con la CIDH desde el 2007 para crear mayor conciencia de las violaciones de los derechos humanos de las mujeres en Nicaragua, y también ha trabajado con organizaciones aliadas en El Salvador como la Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto para abogar contra la penalización absoluta del aborto en ese país. Producto de este trabajo en los últimos cinco años, la comisión ha aceptado pronunciarse sobre los casos específicos de tres mujeres a quienes se les negaron servicios para salvarles la vida y/o quienes fueron encarceladas debido a la penalización absoluta del aborto. Los enunciados de la comisión y sus llamados a acción ahora están escalando a medida que los gobiernos de ambos países continúan resistiendo las apelaciones a favor de cambios legislativos.

“Cada vez más la CIDH se compromete a encarar los asuntos relacionados con los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres”, dice Ochoa. “Estamos agradecidas de que la comisión haya escuchado nuestra continua petición de que se pronuncie sobre estas temáticas urgentes y esperamos una pronta respuesta del gobierno nicaragüense”.

Otra audiencia ante la CIDH en octubre se enfocó en los efectos dañinos de la penalización absoluta del aborto en El Salvador.

Conozca más sobre la presentación anterior de Ipas (2013) ante la CIDH: “Comisión Interamericana de Derechos Humanos celebra audiencias históricas sobre las leyes referentes al aborto en América Latina”.