Las mujeres y sus comunidades

Ipas reconoce la necesidad de afirmar la fortaleza y toma de decisiones de las mujeres a la vez que se aborda el estigma, la discriminación, los desequilibrios de poder y la marginación de todas las mujeres; todos ellos contribuyen a deficientes resultados en salud reproductiva y limitan el acceso de las mujeres a servicios de calidad. Sabemos, además, la importancia de soluciones dirigidas por la comunidad a los problemas de aborto inseguro y otros problemas de salud pública.

Junto con socios locales y nacionales, trabajamos para incrementar la capacidad de las comunidades para evitar embarazos no deseados, disminuir el índice de abortos inseguros y ampliar el acceso a información y servicios integrales de salud reproductiva. Nuestras estrategias comunitarias incluyen esfuerzos por:

  • Ampliar los conocimientos, las habilidades y la capacidad de las mujeres, en particular las jóvenes, para evitar embarazos no deseados y obtener servicios de aborto seguro, incluidos los de aborto con medicamentos;
  • Identificar y mitigar las barreras a la información y los servicios de aborto, tal como el estigma relacionado con el aborto;
  • Fortalecer la capacidad de las comunidades para evitar embarazos no deseados, disminuir el índice de abortos inseguros y ampliar el acceso a información y servicios integrales de aborto como un derecho humano fundamental.

Mediante el intercambio de conocimientos, la concientización y alianzas respetuosas, trabajamos con grupos locales y nacionales en diferentes países del mundo, con el fin de fortalecer las voces y la capacidad de las mujeres, grupos colectivos y la comunidad en general para tratar asuntos de salud y derechos sexuales y reproductivos. En todo trabajo comunitario, Ipas da prioridad a las necesidades de las personas jóvenes y a la reducción del estigma relacionado con el aborto.