Nueva guía de la OMS sobre los roles de los trabajadores de salud en los servicios de aborto

miércoles, 29 de julio de 2015

La publicación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) titulada Health Worker Roles in providing safe abortion care and post-abortion contraception (Roles de los trabajadores de salud en la prestación de servicios de aborto y anticoncepción postaborto) ahora está disponible en el sitio web de la OMS (solo en inglés).

La guía ofrece recomendaciones para ampliar los roles de los trabajadores de salud en la prestación de servicios de aborto seguro, el manejo de las complicaciones del aborto, que incluye atención postaborto y cuidados obstétricos de emergencia, así como en la prestación de servicios de anticoncepción postaborto. La nueva guía afirma que las intervenciones basadas en evidencia para proporcionar servicios de aborto seguro y atención postaborto en las etapas iniciales del embarazo pueden ser llevadas a cabo en el primer nivel de atención y por una gran variedad de prestadores de servicios no especialistas, tales como parteras profesionales, enfermeras, enfermeras-obstetras auxiliares, personal de farmacias y trabajadores de salud no profesionales.

“…Cada año ocurren casi 22 millones de abortos inseguros; estos continúan contribuyendo considerablemente a la carga mundial de morbimortalidad materna. Entre las numerosas barreras que limitan el acceso a los servicios de aborto seguro, la falta de prestadores de servicios capacitados es una de las más críticas. Se estima que el déficit mundial de profesionales de la salud calificados llegará a 12.9 millones para el año 2035. Esta escasez es especialmente crítica en regiones del mundo que también tienen altas tasas de aborto inseguro y mortalidad relacionada” señala la OMS en el resumen ejecutivo.

“La guía de la OMS sobre la reasignación de tareas ha sido publicada en un momento muy oportuno. Espero que la evidencia presentada en la guía de la OMS facilite que las asociaciones ginecológicas y médicas de la India aprueben la reciente propuesta del Ministerio de Salud para incluir a prestadores de servicios de nivel intermedio en la prestación de servicios de aborto”, dice Vinoj Manning, director ejecutivo de la Fundación de Desarrollo de Ipas (IDF, por sus siglas en inglés), una organización aliada a Ipas. Manning fue parte del proceso de elaboración de la nueva guía.

“La reasignación de tareas es una importante y oportuna estrategia de salud pública, que puede mejorar en gran medida la calidad de los servicios de aborto en una variedad de ámbitos y contextos”, agrega la Dra. Laura Castleman, directora médica de Ipas. La guía llenó un vacío en la evidencia a favor de la prestación de servicios de aborto con sugerencias para tipos específicos de trabajadores de salud, e indica qué tareas son apropiadas para cada tipo. Los usuarios pronto podrán utilizar una página web interactiva que filtrará las recomendaciones por tipo y tarea.

“Esta herramienta es un gran logro para sistemas de salud, gerentes de programas, formuladores de políticas y ONG, tales como Ipas. En Ipas, hemos estado capacitando a profesionales de la salud de nivel intermedio para que proporcionen servicios de aborto seguro desde la década de los noventa, y nos enorgullece haber contribuido a la evidencia mundial. El aborto inseguro y la falta de acceso a servicios de calidad continúan siendo un problema olvidado. Esta evidencia para incluir a múltiples tipos de trabajadores de salud, que puede ponerse en práctica en diversos ámbitos, servirá para asegurar que las mujeres y niñas reciban los servicios que necesitan”, dice Traci Baird, vicepresidenta ejecutiva de Ipas.