Intervención en Ghana ayuda a incrementar los servicios de aborto seguro

jueves, 18 de diciembre de 2014

 En el año 2006, en respuesta a las altas tasas de mortalidad y morbilidad maternas atribuibles principalmente al aborto inseguro, el gobierno de Ghana implementó R3M, “Reduciendo la mortalidad y morbilidad maternas”, un programa para capacitar a profesionales de la salud en la prestación de servicios de aborto, atender las necesidades de las mujeres y ampliar el acceso a servicios de planificación familiar. El programa fue lanzado por el Ministerio de Salud, en colaboración con un consorcio de organizaciones internacionales de salud, incluidas Ipas, Engender Health, Marie Stopes International (MSI), el Population Council y Willows Foundation, e implementado en siete distritos localizados en tres regiones: Gran Accra, Ashanti y Oriental.

Investigadores del Guttmacher Institute examinaron el impacto en la prestación de servicios de aborto seguro y atención postaborto (APA) en los distritos. Además, examinaron el rol que desempeñan las actitudes y conocimientos de los prestadores de servicios sobre la ley referente al aborto, en profesionales de la salud con capacitación clínica en la prestación de servicios.

En el estudio se recolectaron datos de 457 gineco-obstetras en los distritos donde se implementó R3M y en otros distritos de Gran Accra, Ashanti y Oriental, así como en Brong Ahafo, donde el programa no había sido implementado y se encontraron:

  • Mayores porcentajes de profesionales de la salud expuestos a R3M comparados con profesionales no expuestos proporcionaron servicios de aborto seguro (54% vs. 13%) y atención postaborto (66% vs. 33%).
  • Un mayor porcentaje de profesionales expuestos habían recibido capacitación en técnicas de aborto (84% vs. 52%).
  • Un mayor porcentaje de profesionales expuestos confiaban en su capacidad para proporcionar servicios de aborto seguro (77% vs. 36%), por lo cual eran ocho veces más propensos a proporcionar servicios de aborto seguro y atención postaborto.

El estudio encontró que el impacto positivo del programa R3M se extendió más allá de los distritos donde fue implementado. Incluso en los distritos localizados cerca de los distritos donde se había implementado R3M, la iniciativa tuvo un efecto positivo en la prestación de servicios de aborto seguro y atención postaborto.

En noviembre, Guttmacher y los socios ejecutores llevaron a cabo un taller en Accra para discutir el impacto de la intervención. El Dr. Koma Jehu Appiah, Director de Ipas Ghana, compartió el entusiasmo de Ipas por el programa y las áreas para continuar progresando: “Lo que sabemos es que este programa verdaderamente funciona. Es gratificante ver que un mayor número de mujeres tienen acceso a servicios de aborto seguro proporcionados por profesionales de la salud bien capacitados y que confían en sus habilidades”. Ipas Ghana trabaja principalmente en el sector público de Ghana y ha establecido sólidas relaciones con las facultades de medicina, facultades de partería y el Servicio de Salud de Ghana. “También sabemos que debemos continuar nuestro trabajo con enfermeras y parteras para incrementar sus conocimientos y confianza en la prestación de servicios de aborto seguro, ya que son más numerosas que los médicos en Ghana pero tienen menos posibilidad de proporcionar estos servicios”.

“Es alentador ver este impacto positivo; me indica que el trabajo que hemos realizado durante años con diversas partes interesadas en Ghana, tales como líderes de mujeres, abogados, judicatura, parlamentarios y el sistema de salud, ha ayudado a sentar las bases para tener éxito”, agrega el Dr. Jehu Appiah.