Etiopía

Yemmi no sabía que su hija Saron, de 14 años de edad, estaba embarazada hasta que la encontró inconsciente y sangrando profusamente en el suelo de tierra de su casa destartalada. Ella le rogó a un vecino que cargara a Saron en una carreta tirada por un burro y la llevara a la clínica más cercana, la cual se encontraba a una distancia de 19 kilómetros. Sin embargo, sus esfuerzos llegaron demasiado tarde; antes de que pudieran llegar a la clínica, Saron murió de una hemorragia e infección a consecuencia de un aborto inseguro.

En el año 2004, el Parlamento Etíope promulgó una de las leyes de aborto más progresistas de África. Un año después, el Ministerio de Salud de Etiopía publicó las normas para la prestación de servicios de aborto seguro, un gran avance hacia la aplicación de revisiones a la ley nacional de aborto. A medida que Etiopía se abre terreno con su ley de aborto, Ipas Etiopía ha pasado a ser un líder regional en establecer servicios de aborto seguro y crear redes de salud reproductiva. Con sede en Addis Abeba, Ipas Etiopía se esfuerza por ampliar el acceso a los servicios de alta calidad de atención integral del aborto y por crear mayor conciencia sobre la prevención del embarazo no deseado y el aborto inseguro.