El impacto de la política de EE. UU. a nivel nacional e internacional

La Enmienda Helms a la Ley de Ayuda Exterior de Estados Unidos prohíbe el uso de fondos de EE. UU. para realizar abortos como un método de planificación familiar o para motivar o coaccionar a una persona a practicar abortos. Incluso en países donde el aborto es legal, el suministro de información y consejería sobre el aborto está restringido en unidades de salud financiadas por Estados Unidos. Las organizaciones e instituciones de salud que reciben fondos de EE. UU. se ven obligadas a mantenerse al margen a medida que las mujeres continúan teniendo abortos inseguros y muriendo, a pesar de que las tecnologías para evitar esas muertes son conocidas y están disponibles a costos razonables.

La Enmienda Hyde, aprobada por el Congreso en 1976, es el equivalente de la Enmienda Helms a nivel nacional. Prohíbe que Medicaid, el programa del gobierno de Estados Unidos para las mujeres y familias de bajos ingresos, pague por servicios de aborto. Las únicas excepciones son en casos de violación, incesto y peligro a la vida de la mujer. Posteriores restricciones nacionales relacionadas con el aborto también han negado cobertura para empleadas federales, veteranas militares, Voluntarias de los Cuerpos de Paz y mujeres encarceladas.