Derechos humanos

Ipas trabaja con formuladores de políticas, gobiernos y defensores de los derechos humanos a nivel mundial para aplicar leyes y políticas que apoyen el derecho de cada mujer a controlar su propia sexualidad, fertilidad, salud y bienestar. Mientras las mujeres continúen muriendo o sufriendo lesiones a causa de abortos inseguros, Ipas abogará por leyes, políticas y tratados locales, nacionales e internacionales que apoyen la capacidad de cada mujer para tomar decisiones seguras respecto a su salud reproductiva.

Los derechos a la salud, la privacidad y a una vida libre de discriminación han sido reconocidos internacionalmente durante décadas como derechos humanos fundamentales. Parte de estos derechos es el derecho a la salud sexual y reproductiva, incluido el derecho a obtener servicios de aborto seguro y legal.

Ipas cree que la falta de acceso de las mujeres a servicios de aborto seguro y legal es tanto un problema de salud pública como un asunto de derechos humanos. La capacidad de una mujer para tomar sus propias decisiones respecto a la atención a su salud y obtener servicios de salud reproductiva está inextricablemente asociada con su capacidad para determinar su propio futuro, cuidar a su familia y participar en su comunidad.

El personal de Ipas está dedicado a educar y movilizar a formuladores de políticas, profesionales de la salud, organizaciones no gubernamentales y entidades comunitarias aliadas mundialmente, con respecto a la importancia de evitar el aborto inseguro como un asunto de salud pública y derechos humanos.