Líderes mundiales hacen un llamado a acelerar las medidas para garantizar servicios de aborto seguro y legal

 Derogar las leyes que penalizan el aborto; garantizar acceso universal a los servicios

martes, 25 de marzo de 2014

WASHINGTON: Líderes políticos, de salud y de derechos humanos provenientes de más de 25 países firmaron una declaración hoy, La Declaración de Airlie a favor del Aborto Seguro y Legal” (solo en inglés), en la que hacen un llamado a derogar todas las leyes que penalizan el aborto y a garantizar acceso universal a los servicios de aborto seguro y legal.

La Declaración se dio a conocer en una conferencia de prensa después de una reunión que duró dos días en el Centro Airlie, en Virginia, ante el teló de fondo de la revisión de 20 años del Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo de las Naciones Unidas, celebrada en 1994, en El Cairo, y debates mundiales sobre la agenda de desarrollo post 2015.

La Declaración de Airlie se enfoca en los lentos avances para mejorar el acceso a los servicios de aborto seguro desde la conferencia en El Cairo y llama la atención a las estimaciones de que más de 1 millón de mujeres han muerto y más de 100 millones han sufrido lesiones –muchas de éstas de por vida– debido a las complicaciones del aborto inseguro. La Declaración insta a los gobiernos a “lograr que los servicios de aborto seguro y legal estén universalmente disponibles y sean accesibles a todas las mujeres, independientemente de su edad, ingresos o lugar de residencia”.

“Ver a líderes de tan diversos países y culturas unidos para apoyar este objetivo es un indicio prometedor de que podemos trascender la polarizante política en torno al tema del aborto y transformar los derechos de las mujeres en una realidad”, dijo Elizabeth Maguire, Presidenta y Directora Ejecutiva de Ipas, una organización internacional de salud reproductiva

Maguire convocó la reunión junto con la Dra. Nafis Sadik, antigua Directora Ejecutiva del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) y Secretaria General de la CIPD. Otras personas que convocaron la reunión fueron: el Dr. Musimbi Kanyoro, Presidente y Director Ejecutivo del Fondo Global para Mujeres, e Ivens Reis Reyner de la Coalición de Jóvenes por la Salud Sexual y Reproductiva. 

“El acuerdo en El Cairo de hacer el aborto ‘seguro en los lugares donde no es contrario a la ley’ fue un logro en ese momento, pero no es satisfactorio en muchos aspectos,” dijo la Dra. Sadik. “El acuerdo aborda el tema del aborto como algo atípico en la discusión sobre la salud reproductiva de las mujeres, cuando sabemos muy bien que es una preocupación integral de muchas mujeres”. Además, hizo un llamado a “abrir el diálogo sobre el aborto seguro y legal, en cada parte de cada país, para beneficio de la salud y el bienestar de todas las mujeres”.

Maguire criticó la política exterior de Estados Unidos por no apoyar el diálogo abierto sobre los asuntos de aborto en el extranjero y señaló los daños causados por la Enmienda de Helms a la ayuda exterior de Estados Unidos. Desde hace mucho tiempo, la Enmienda de Helms y las disposiciones relacionadas han sido aplicadas como la prohibición total de fondos de Estados Unidos para el aborto, aunque es permitido por la ley en casos de violación, incesto y cuando la vida de la mujer corre peligro.

Durante la conferencia de prensa, la Honorable Dra. Arzu Rana Deuba, Integrante del Parlamento y la Asamblea Constituyente de Nepal, destacó los avances en su país después que la reforma legislativa que ocurrió hace una década liberó a las mujeres que estaban encarceladas por aborto. Declaró que “Junto con el acceso a métodos anticonceptivos y las mejoras en los cuidados obstétricos, el aborto seguro es reconocido de manera extendida por ser un factor clave en la disminución de la mortalidad materna en Nepal”.

Reyner de Brasil, hizo hincapié en que “las personas jóvenes no se aferran a las dogmas de generaciones anteriores”. Agregó: “No toleraremos los esfuerzos por impedir que ejerzamos nuestros derechos reproductivos. Nos aseguraremos de que nuestras voces sean escuchadas y de que tengamos la información y los servicios de salud sexual y reproductiva que necesitamos, incluidos los servicios de aborto seguro”.

Ipas co-auspició la reunión junto con el Centro de Derechos Reproductivos y la Federación Internacional de Planificación de la Familia.

La Declaración de Airlie (solo en inglés) está disponible en línea, en www.safeabortionpost2015.org