Una década de progreso proporcionando servicios de aborto seguro en Etiopía

martes, 7 de marzo de 2017

Un nuevo estudio de Ipas muestra que en Etiopía ha mejorado en gran medida la disponibilidad de los servicios de aborto seguro en toda la extensión del territorio nacional: un logro significativo desde que la ley referente al aborto fue liberalizada en el año 2005 y un verdadero testimonio del compromiso del Ministerio de Salud para promover la salud y los derechos reproductivos de las mujeres.

El nuevo estudio, A decade of progress providing safe abortion services in Ethiopia: results of national assessments in 2008 and 2014 (Una década de progreso proporcionando servicios de aborto seguro en Etiopía: resultados de evaluaciones nacionales en los años 2008 y 2014), es uno de los pocos estudios que evalúan el impacto de la reforma de políticas y prácticas referentes al aborto en dos períodos diferentes. Los resultados muestran importantes mejoras en la disponibilidad tanto de los servicios básicos como de servicios más complejos de atención integral del aborto. La rápida expansión de los centros de salud en Etiopía ha incrementado el número de unidades de salud que tienen la capacidad para proporcionar servicios de aborto seguro y anticoncepción.

“Éste es un paso muy importante, ya que estos servicios brindan atención esencial para salvar vidas a las mujeres que presentan complicaciones del aborto inseguro, mujeres que buscan interrumpir un embarazo de manera segura y mujeres que buscan evitar un futuro embarazo no planeado”, dice Yohannes Dibaba, asesor de Ipas Etiopía en investigación y evaluación.

Además, el estudio muestra que la calidad de los servicios de aborto ha mejorado, que un mayor número de mujeres reciben servicios de planificación familiar postaborto, y que un mayor número de mujeres utilizan el método de aborto con medicamentos (aborto con tabletas). Actualmente la mayoría de los servicios son proporcionados por parteras, lo cual cambia el paradigma de atención en hospitales a atención brindada en centros de salud más cercanos a los hogares de las mujeres.

“Esta investigación muestra que Etiopía ha hecho un gran esfuerzo por mejorar la salud materna de todas las mujeres, que incluye hacer frente al problema difícil del aborto”, dice Tamara Fetters, asesora senior de Ipas en investigación. “Aunque aún quedan algunas mejoras por realizar para proporcionar servicios de atención integral del aborto en toda la nación, existen estructuras establecidas para eliminar el aborto inseguro. Muchas de las barreras actuales se encuentran en familias, viviendas y comunidades donde el estigma persiste y las mujeres se sienten sin apoyo para tomar sus propias decisiones acerca de su salud reproductiva”.

Otro estudio publicado a finales del año 2016 también encontró que los servicios de aborto seguro en Etiopía han mejorado mucho y que el porcentaje de abortos realizados en unidades de salud casi duplicó entre los años 2008 y 2014.