¿El estigma relacionado con el aborto está vinculado con mayor incidencia de aborto inseguro?

martes, 15 de noviembre de 2016

Las comunidades con alto nivel de estigma relacionado con el aborto también podrían tener mayor incidencia de aborto inseguro, según dos estudios recientes realizados en Kenia.

Un estudio, publicado en la revista Annals of Tropical Medicine and Public Health, encuestó a 759 mujeres que recibieron servicios de aborto en unidades de salud privadas y públicas, en dos condados: uno situado en una región con alta tasa de aborto inseguro, el otro en una región con menor incidencia.

Para medir el estigma relacionado con el aborto que experimentaron las mujeres, se utilizó una escala que captura cuatro dimensiones de estigma a nivel individual: preocupaciones de ser juzgada, aislamiento, autojuicio y condena por la comunidad. Las mujeres que recibieron servicios en el condado con mayor incidencia de aborto inseguro informaron mayor nivel de estigma.

Erick Yegon, asesor senior en investigación y evaluación para la Alianza Ipas-África y autor principal del estudio, explica que el temor de ser etiquetada, culpada o procesada por buscar un aborto podría ser la causa de que las mujeres busquen servicios en secreto, lo cual produce abortos inseguros.

Un estudio relacionado, publicado en la revista Pan African Medical Journal, también examinó los vínculos entre el estigma relacionado con el aborto y la incidencia del aborto inseguro en esos dos condados, Trans Nzoia y Machakos. Este estudio cualitativo, realizado por un equipo de investigación dirigido por Yegon, utilizó 26 discusiones en grupos focales con integrantes de la comunidad en general para explorar y analizar sus respuestas acerca del estigma relacionado con el aborto.

Encontró que las y los integrantes de la comunidad en Trans Nzoia, situada en la región con mayor incidencia de aborto inseguro, informaron mayores niveles de formas en que las mujeres son estigmatizadas por buscar un aborto, y que las mujeres jóvenes solteras son las más estigmatizadas. Un hombre de Trans Nzoia dijo durante la discusión en grupo: “Aún atacamos e insultamos a estas niñas… lo cual causa que las niñas se odien; por eso es que se esconden e incluso mueren durante el proceso de aborto”.

La estigmatización por parte del personal de salud también es un problema

El estudio también encontró que las mujeres que buscaban servicios de aborto sufrían estigmatización en manos de profesionales y trabajadores de salud en unidades de salud públicas: “El maltrato incluía hostilidad por parte del prestador de servicios y falta de privacidad y confidencialidad. Las mujeres jóvenes informaron sentirse disuadidas y renuentes a acudir a una unidad de salud por miedo de sufrir maltrato debido a su edad”.

El Ministerio de Salud emitió normas y directrices sobre los servicios de aborto seguro después que Kenia adoptó una nueva constitución en el año 2010, pero las retiró posteriormente “Por lo general, esto era interpretado como que no se debe proporcionar servicios de aborto”, dice el estudio, “lo cual incrementó aun más la estigmatización del aborto”.

Yegon y co-autores recomiendan aplicar iniciativas para reducir el estigma tanto en las unidades de salud como a nivel comunitario, como una manera de combatir el problema del aborto inseguro. El estudio reveló que muchos miembros de la comunidad no son conscientes de que el aborto es legal en algunas circunstancias. Además, existen muchas otras barreras para obtener servicios de aborto seguro, tales como costo y falta de información sobre el embarazo no deseado y a dónde acudir en busca de ayuda.

“Un buen inicio para abordar estas barreras”, concluye el estudio, “es proporcionar información médica y jurídica exacta sobre el aborto inseguro directamente a las mujeres, en particular como parte de las campañas de salud reproductiva. La información debe presentarse de una manera que sea sencilla y clara para una variedad de mujeres con diferentes niveles de alfabetización…Si las voluntarias en salud comunitaria y profesionales en las unidades de salud simplemente conocieran la información y proporcionaran información correcta y exacta sobre el aborto, sin avergonzar a las mujeres que la solicitan, esto sería un gran paso en la dirección correcta”.