Oportunidades 'claras y prometedoras’ para ampliar los servicios de aborto en África occidental francohablante

martes, 29 de marzo de 2016

Ante un nuevo informe que concluye que existe “una gran necesidad insatisfecha” de servicios seguros de aborto inducido en África occidental francohablante, Ipas está redoblando sus esfuerzos con socios nacionales e internacionales para ampliar los servicios de atención integral del aborto (AIA) y el acceso a estos en la región.

Según el informe, Comprehensive Abortion Care Needs and Opportunities in Francophone West Africa: Situational Assessment Results (“Necesidades y oportunidades de servicios de atención integral del aborto en África occidental francohablante: resultados de un diagnóstico situacional, también disponible en francés), cada año ocurren más de 1.8 millones de abortos inseguros en África occidental. El informe recomienda y resume maneras específicas en que los gobiernos, funcionarios de salud, grupos comunitarios y otras personas pueden formular estrategias y movilizar recursos para ampliar de manera significativa los programas que ofrecen servicios seguros de aborto inducido.

Trabajando en colaboración con organizaciones internacionales e instituciones nacionales, Ipas llevó a cabo un diagnóstico situacional desde marzo hasta mayo de 2015. Fue parte de un proyecto más amplio de planificación financiado por la fundación William and Flora Hewlett Foundation y apoyado por el gobierno francés. Inicialmente el diagnóstico abarcó toda la región francohablante de África occidental, pero posteriormente se enfocó en cuatro países, Benin, Burkina Faso, Senegal y Togo, y se basó en una serie de criterios que indicaban movimiento positivo con relación a la AIA.

 “Desde hace mucho tiempo a Ipas le preocupa la falta de acceso de las mujeres a servicios de atención integral del aborto y a servicios de anticoncepción en África francohablante”, dice Katherine L. Turner, asesora senior de Ipas en sistemas de salud y gerente de África francohablante. “Los resultados del diagnóstico son muy alentadores, ya que muestran que existen oportunidades claras y prometedoras para ampliar los servicios para que lleguen a las mujeres que los necesitan y que, por ley, tienen derecho a recibirlos”.

Como parte del diagnóstico, los investigadores de Ipas entrevistaron a funcionarios gubernamentales, profesionales de la salud, abogados y líderes de la sociedad civil para entender el estado actual de la política sobre aborto, estudios de investigación, servicios y oportunidades para ampliar los servicios de AIA y el acceso a estos. Además, llevaron a cabo sesiones en grupos focales con mujeres para obtener su perspectiva acerca del aborto, y enviaron usuarias secreto a visitar farmacias para que evaluaran la provisión de misoprostol para los servicios relacionados con el aborto.

Ampliando el liderazgo y compromiso en la región

Las estrategias del proyecto de planificación se han enfocado en ampliar el liderazgo y compromiso, fortalecer alianzas y movilizar recursos para la prestación de servicios de atención integral del aborto y de anticoncepción. Entre las actividades clave figuran: reuniones con partes interesadas en Benin y Togo y una gira de estudio dirigida por Ipas para seis delegaciones de países francohablantes a Ghana, que constituye un ejemplo jurídica y culturalmente pertinente de un programa nacional exitoso de servicios de atención integral del aborto y de anticoncepción.

Ipas ha invitado a más de 20 organizaciones —incluidas IntraHealth International, IPPF, Médecins du Monde, Pathfinder, PSI, la Unidad de Coordinación de Alianzas de Ouagadougou y otras— para que participen en un Grupo de Creación de Redes francohablantes, con el fin de ampliar la coordinación y colaboración en actividades relacionadas con salud y derechos sexuales y reproductivos en la región. Algunas de las futuras actividades serán: un taller regional para establecer prioridades, planificación a nivel de país y movilización continua de recursos.

 

Poderosas barreras a los servicios

Hasta la fecha, los esfuerzos relacionados con el aborto en África occidental francohablante se han enfocado principalmente en la atención postaborto; pocos se han concentrado en la prestación de servicios seguros de aborto inducido. A pesar de que en la mayoría de los países existen disposiciones jurídicas a favor del aborto —como para proteger la vida y salud de la mujer y en casos de violación, incesto y anormalidades fetales— en muchos países estas leyes no han sido traducidas a servicios reales para las mujeres. El informe y las personas entrevistadas citaron las siguientes inquietudes, entre otras:

  • En Benin, el Ministerio de Salud ha emitido normas y directrices sobre la prestación de servicios de aborto seguro, pero “este documento progresista nunca fue difundido totalmente y aún no es bien conocido en todo el sistema de salud”.
  • En Burkina Faso, más de una cuarta parte de todas las muertes maternas son atribuidas al aborto inseguro, un porcentaje muy alto cuando es comparado con la tasa mundial de 13%. Estigma por parte del personal de salud y temor de ser enjuiciadas son barreras importantes para las mujeres que buscan servicios de aborto seguro y legal.
  • En Senegal, el aborto es legal solo cuando tres médicos están de acuerdo en que un aborto es necesario para salvar la vida de la mujer. Esto significa que los servicios de atención integral del aborto son restringidos en gran medida, y ni siquiera la atención postaborto está disponible en todos los niveles del sistema de salud, debido a la falta de profesionales de salud capacitados, falta de equipo adecuado y otros retos.
  • En Togo, la ley de 2007 sobre salud reproductiva autoriza el aborto por varias indicaciones. Sin embargo, aún no se han formulado disposiciones para su aplicación y el sistema de salud no ha elaborado ni implementado normas y directrices de prestación de servicios para ofrecer servicios de aborto para las mujeres que son elegibles según la ley.
  • En toda la región existen influyentes oponentes culturales, religiosos y políticos a los servicios de atención integral del aborto, además de otras barreras, tales como estigma y falta de conciencia acerca de la legalidad del aborto. El informe cita a un ginecobstetra en Benin que trabaja con el Ministerio de Salud, quien señala que ni siquiera los residentes urbanos y con alto nivel de escolaridad están familiarizados con la ley referente al aborto.

Próximos pasos

A pesar de los retos significativos, el informe concluye que existe la oportunidad de lograr “cambios verdaderamente transformadores” en el área de salud reproductiva de las mujeres en África occidental francohablante.

“Desde hace mucho tiempo, se ha hecho caso omiso de las mujeres en esta región”, dice Turner. “Tenemos que sacar los servicios de atención integral del aborto de los libros de leyes y llevarlos a las unidades de salud y comunidades”.

Con ese fin, Ipas está redoblando sus esfuerzos para colaborar con los ministerios de salud, organizaciones aliadas no gubernamentales, organizaciones de jóvenes y otros socios, para ampliar el compromiso para implementar servicios de atención integral del aborto en la mayor medida posible.

Como se esboza en el informe, esto conlleva pasos para:

  • Instar a los gobiernos a que amplíen su compromiso e instar a los donantes a que incrementen su apoyo para los programas de atención integral del aborto en los países africanos francohablantes;
  • Colaborar con socios e instituciones de investigación a nivel nacional e internacional para priorizar las áreas donde se debe realizar más investigaciones, incluidas evaluaciones estratégicas que estimarán la incidencia del aborto y los costos relacionados con el aborto inseguro, y evaluar las percepciones de las mujeres y jóvenes;
  • Implementar servicios de atención integral del aborto y de anticoncepción en todos los niveles del sistema de salud, de una manera que esté integrada con programas más amplios de salud sexual y reproductiva;
  • Promover el entendimiento de las leyes locales sobre aborto y apoyar los procesos legislativos y del ministerio de salud para aplicar esas leyes;
  • Establecer alianzas con organizaciones locales para llevar a cabo actividades de sensibilización comunitaria con el fin de incrementar su entendimiento de las indicaciones legales para el aborto y abogar por mayor acceso a los servicios de atención integral del aborto y servicios de anticoncepción.

Ya se ha visto un aumento en la capacidad y el compromiso relacionados con los servicios de atención integral del aborto y de anticoncepción en la región. Como afirmó un miembro de la delegación togolesa en la gira de estudio: “Apoyaré al ministerio de salud en la creación de un programa de promoción y defensa (advocacy) a favor de los servicios de aborto seguro”.