ONU lanza estrategia mundial de salud de las mujeres

viernes, 2 de octubre de 2015

La semana pasada, Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas, lanzó una nueva Estrategia Mundial de Salud de las Mujeres, los Niños y los Adolescentes, apoyada por compromisos de gobiernos, organizaciones internacionales, el sector privado, fundaciones, instituciones de investigación y académicas, y otros socios clave de la sociedad civil, entre ellos Ipas. La estrategia resume metas ambiciosas pero alcanzables, que ofrecen un mapa para poner fin a las muertes evitables de mujeres, niños y adolescentes, por ejemplo por medio del acceso de las mujeres y niñas a los servicios de aborto seguro.

La estrategia hace un llamado a reducir en dos terceras partes la mortalidad materna atribuible al aborto inseguro y otras causas. Esta meta y otras fueron extraídas de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, la cual también fue adoptada por los gobiernos la semana pasada. Los gobiernos accedieron a 17 objetivos mundiales de desarrollo sostenible para erradicar la pobreza, tomar medidas urgentes respecto al cambio climático y promover la salud y la igualdad de género, entre otras metas de cooperación mundial en los próximos 15 años.

En el período previo a la reunión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Ipas, junto con otras organizaciones aliadas, abogó a nivel nacional, regional y mundial a favor de la inclusión del aborto seguro y la salud y los derechos sexuales y reproductivos en estos documentos clave del marco.

“Nos complace que los esfuerzos colectivos de promoción y defensa (advocacy) lograron la inclusión del aborto seguro y la atención postaborto en la Estrategia Mundial”, dice Barbara Crane, Vicepresidenta Ejecutiva de Liderazgo Técnico y Advocacy en Ipas. “Además, damos la bienvenida al llamado a favor del acceso universal a los servicios de salud sexual y reproductiva en los ODS 2030”.

Las definiciones acordadas internacionalmente de salud reproductiva y las directrices para intervenciones basadas en evidencia y en los derechos, incluyen al aborto seguro en esos servicios.

“La capacidad de las mujeres para ejercer sus derechos sexuales y reproductivos es fundamental para lograr salud para todas las personas, así como igualdad de género”, dice Crane. “El reto es traducir estas metas inspiradoras en acción”.