Ipas utiliza fotografía para incluir a refugiadas nigerianas en la respuesta a sus necesidades de salud reproductiva

lunes, 23 de noviembre de 2015

Las mujeres que son refugiadas y/o personas desplazadas internamente (PDI) tienen necesidades urgentes de salud sexual y reproductiva y merecen dirigir la discusión sobre qué son esas necesidades y cómo atenderlas. Un innovador proyecto de Ipas llevado a cabo en Nigeria este año abordó este asunto con mujeres jóvenes desplazadas por Boko Haram que vivían en campos de refugiados. La fotografía y discusiones interactivas empoderaron a muchas participantes para superar sus temores y el estigma relacionado con las PDI, y para que fueran defensoras de la salud y los derechos sexuales y reproductivos.

Según algunas estimaciones oficiales, más de 3.3 millones de personas han sido desplazadas desde el año 2012 debido a la escalada de la insurgencia Boko Haram en Nigeria. Ipas trabajó con la Sociedad por el Desarrollo y Empoderamiento de las Mujeres Nigerianas (SWODEN, por sus siglas en inglés), una organización aliada local, para utilizar un método de investigación participativa comunitaria llamado “Fotovoz”, con el fin de entender mejor las necesidades de las mujeres desplazadas durante esta crisis continua, y los resultados fueron lo sufientemente convincentes para inspirar una invitación a un evento de las Naciones Unidas para celebrar el Día Mundial de la Población en Abuja.

“Las PDI más vulnerables son mujeres, niñas, niños y jóvenes, porque sufren los impactos devastadores de la violencia sexual y carecen de acceso a servicios de salud y educación”, dice Abdulsalam Badamasi, asesor de Ipas Nigeria en programas. “Decidimos utilizar el método Fotovoz porque empodera a las comunidades para que aboguen por cambios sociales positivos”.

Los investigadores crearon Fotovoz en 1996 como una herramienta para proporcionar a las mujeres en las zonas rurales de China una manera de identificar, documentar y compartir sus necesidades de salud reproductiva. Al tomar fotografías y discutirlas con un grupo, las integrantes de la comunidad comparten su propio contexto, voz y perspectiva. Ipas ha utilizado el método Fotovoz en México, Bolivia y ahora en Nigeria debido a su enfoque único de ceder el poder y control del proceso a las personas participantes, quienes eligen la temática y deciden cómo encarar los asuntos identificados.

Para las refugiadas, las luchas diarias tienen un impacto en su salud reproductiva

Las fotos tomadas por las participantes en el proyecto de Nigeria destacan a las mujeres principalmente como cuidadoras con pocos o ningunos recursos, como es la norma en las comunidades de PDI. Según las participantes, algunas de las mujeres que aparecen en las fotos con hijos huyeron de sus hogares y nunca más volvieron a ver a su cónyuge. Por lo tanto, la carga de criar a los hijos, y el trauma psicológico de ser casada pero “soltera” y con urgentes necesidades de salud reproductiva, fue el tema principal de la discusión del grupo.

Otros asuntos recurrentes que las participantes destacaron en sus fotos fueron acceso a agua potable para cocinar y beber, y el sistema de familias de PDI, usualmente reconstruido, que muestra la interrupción de la vida normal antes de la insurgencia. Muchas fotografías y discusiones al respecto subrayaron que las necesidades básicas diarias no pueden ser separadas de las necesidades de salud sexual y reproductiva. Por ejemplo, las participantes discutieron a fondo una foto de un hogar con un solo cuarto, sin puertas, y comentaron acerca de sus inquietudes sobre el riesgo de las residentes de ser violadas. 

Las participantes del proyecto organizaron las fotos finales y explicaciones acompañantes de su proyecto en dos exposiciones, una de las cuales fue destacada durante un evento nacional del Día Mundial de la Población, organizado por la Comisión de Población Nigeriana y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), al cual asistieron más de 500 personas. Además, las participantes compartieron los resultados con importantes partes interesadas en la comunidad, integrantes de la legislatura, representantes gubernamentales y líderes religiosos, quienes hicieron comentarios positivos y compromisos para asegurar que las PDI reciban apoyo básico en salud reproductiva de la ciudadanía y el gobierno de Nigeria. Muchas participantes están considerando utilizar el método Fotovoz en sus comunidades si algún día pueden regresar a su hogar.

Fotos seleccionadas muestran el diario vivir de las mujeres refugiadas

Esta selección de fotos y citas acompañantes de las participantes destacan algunos de los asuntos que las mujeres refugiadas y personas jóvenes enfrentan cada día:

Nigeria refugee camp

Zainab Suleiman: “Éste es un edificio sin terminar. Aquí viven nueve jóvenes, siete niños y dos parejas. Las parejas no querían que les tomáramos fotos porque esperan poder regresar a su hogar pronto. Entonces podré tomar fotos en su bello hogar. El techo no protegerá a las personas de la lluvia cuando llegue”.

Nigeria refugee camp

Khadija Adam: “[La mujer en esta foto] vive en el espacio más pequeño de nuestra vivienda. Llora todas las noches. Perdió a sus hijos en Adamawa cuando huyó. Tejía tapetes en su poblado, pero ya se le olvidó cómo hacerlos. No sabemos si es cierto. Me cae bien. Es muy juguetona cuando quiere serlo”.

Nigeria refugee camp

Amina Muhammed: “Este lugar antes era una pista de agua, pero ahora está lleno de desperdicios. A veces de noche no podemos dormir por la peste, entonces nos quedamos jugando casi hasta la madrugada. El niño en el retrato rebusca en las basuras. A veces come alimentos de ahí y no le duele el estómago. Este lugar me deprime. Me da deseos de regresar a mi hogar”.