Comisión de Derecho de Malaui hace un llamado a liberalizar la ley referente al aborto

martes, 28 de julio de 2015

Los hallazgos finales de una revisión de dos años de la ley de Malaui referente al aborto fueron revelados el viernes por la Comisión de Derecho de Malaui, un organismo integrado por representantes del Ministerio de Salud, la Judicatura, líderes religiosos y tradicionales, la Sociedad de Derecho, el Ministerio de Justicia y el Colegio de Medicina de Malaui. Citando la alta incidencia de mortalidad materna en Malaui debido al aborto inseguro, la Comisión de Derecho ha recomendado la liberalización de la ley que actualmente penaliza el aborto en todas las circunstancias excepto para salvar la vida de la mujer embarazada.

Entre las recomendaciones de la Comisión de Derecho se encuentran: permitir el aborto en casos de riesgos a la salud física o mental, violación, incesto o anormalidades fetales. Éstas fueron emitidas después de extensas consultas con partes interesadas clave provenientes de toda la nación, incluidas mujeres que buscarían servicios de aborto seguro, expertos médicos, juristas y líderes tradicionales y religiosos. Los hallazgos y las recomendaciones, junto con un proyecto de ley, serán presentados ante el Parlamento.

Malaui tiene una de las tasas más altas de mortalidad materna del mundo: el 24% de las muertes maternas son atribuibles al aborto inseguro. Según un estudio realizado por el Ministerio de Salud, cada año 67,300 mujeres y niñas buscan un aborto y 18,700 de ellas presentan graves complicaciones, tales como pérdida del útero, discapacidad permanente y muerte. El tratamiento de las complicaciones del aborto en las unidades de salud pública le cuesta al gobierno aproximadamente USD $313,000 al año.


“Aplaudimos al gobierno de Malaui por procurar revisar la ley referente al aborto y por hacer estas recomendaciones. Este primer paso es muy importante para poner fin a las muertes evitables atribuibles al aborto inseguro”, dice Chrispine Sibande, Asesora Senior de Ipas Malaui en Políticas. “Tenemos esperanzas de que el Parlamento de Malaui siga el paso recomendado y sensato de modificar la ley”.