Número especial destaca nuevas investigaciones sobre estigma en torno al aborto

miércoles, 15 de octubre de 2014

Existen pocas investigaciones sobre el estigma en torno al aborto y pocas herramientas conceptuales y metodológicas para medir sus efectos. En un esfuerzo por ampliar el debate sobre el estigma relacionado con el aborto y suscitar más investigaciones y pensamiento crítico, Women and Health publicó un número especial sobre estigma en torno al aborto, el cual recopila artículos que examinan este tema. El número especial fue conceptualizado y co-redactado por Kate Cockrill, Directora Ejecutiva del programa Sea Change, Leila Hessini y Kristen Shellenberg de Ipas, y Katrina Kimport, Profesora Adjunta del programa Promoviendo Nuevos Estándares en Salud Reproductiva (Advancing New Standards in Reproductive Health), de la Universidad de California, en San Francisco.

“Éste es un paso enorme para plantear el estigma en el centro del marco, en vez de identificarlo solo como una barrera para tener un aborto. Estamos examinando más a fondo el estigma, sus consecuencias y qué podemos hacer al respecto”, dice Kate Cockrill.

“Es un comienzo muy importante; el estigma en torno al aborto debe ser tema de una conversación mundial”, dice Leila Hessini, Directora de Acceso Comunitario de Ipas. “Durante años, investigadores, defensores y formuladores de políticas se han topado con el estigma durante su trabajo para mejorar la salud y los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres”, agrega Kristen Shellenberg, Investigadora Senior en Ipas.

Se ofrece acceso abierto a todos los artículos en el número especial sobre estigma en torno al aborto hasta marzo de 2015. 

Nickerson, Manski y Dennis entrevistaron mujeres de bajos ingresos que buscaban servicios de aborto en cuatro estados de EE. UU. y descubrieron que las actitudes individuales a menudo reafirman el estigma de las mujeres que buscan abortos. Sorhaindo y co-autoras utilizaron grupos focales y entrevistas para explorar el estigma que sufren las mujeres que tuvieron abortos en México, en cinco estados y en el Distrito Federal.

Dos artículos ofrecen nuevas maneras de medir el estigma relacionado con el aborto. Shellenberg, Hessini y Levandowski utilizaron grupos focales con integrantes de la comunidad en Ghana y Zambia para crear una escala de actitudes hacia el aborto en esos países. En Estados Unidos, Martin y colegas probaron un instrumento para evaluar el estigma en torno al aborto entre prestadores de servicios.

Tres comentarios exploran las posibilidades para reducir el estigma. Joffe examinó el acoso, regulación y marginación de prestadores de servicios de aborto de la corriente dominante de la medicina, desde Roe contra Wade. Cockrill exploró un mundo sin estigma y hace un llamado a la acción para crear una visión colectiva para guiar a investigadores, defensores y profesionales de la salud hacia este futuro. Hessini y colegas pulen la definición de estigma relacionado con el aborto y plantean una serie de preguntas prioritarias para futuras investigaciones y esfuerzos programáticos.